ANAMÓRFICOS

Los lentes anamórficos u objetivos anamórficos se comenzaron a usar en el cine norteamericano de los años 50 a fin de obtener una imagen más panorámica, es decir, una imagen que tiene un mayor ángulo de visión horizontal.

La anamorfosis es un procedimiento de deformación reversible, es decir, que la imagen se comprime horizontalmente al momento de la grabación y se descomprime posteriormente para su proyección.

Los lentes anamórficos tienen un campo visual horizontal que duplica el de su focal. Por ejemplo, un lente anamórfico de 50mm tiene una visión horizontal de un 25mm con la profundidad de campo de un 50mm. A su vez, estos lentes ofrecen una profundidad de campo curva que provoca un bokeh circular ovalado.

Los objetivos anamórficos crean un flare muy característico que consiste en una delgada línea azul que ocupa horizontalmente toda la imagen. Como se puede ver en una vista frontal de un objetivo, los lentes anamórficos son cuadrados (imagen de la derecha).

 

Los lentes anamórficos se han convertido en los lentes de culto que refieren al western y al cine de Hollywood de los años 70, puesto que ofrecen un aspecto apaisado muy apropiado para la pantalla grande.

evolutionS.jpg

ESFÉRICOS

Los lentes esféricos son los primeros objetivos fabricados en la historia de la fotografía, cuya relación de aspecto es cuadrada o de 1:85 y 16.9 que corresponde al formato televisivo actual.

 

Como se puede ver en una vista frontal de un objetivo, los esféricos son completamente circulares (imagen izquierda). De este modo, cuando la luz viaja a través de un lente esférico y forma la imagen en un soporte fotosensible, se produce una imagen regular sin comprimir.

 

Los lentes esféricos suelen tener menos aberraciones, así como una nitidez y apertura de diafragma mayores (generalmente). Tienen más definición y luminosidad que un lente anamórfico y, a su vez, también tienen una mayor profundidad de campo que se caracteriza por ser rectilínea.

 

Los objetivos esféricos crean un flare redondeado que se distribuye en la imagen de forma intermitente y provocan un bokeh circular.

Blackwing.jpeg